jueves, 15 de febrero de 2007

La culpa de que no actualice el blog es de Scarface

La verdad es que últimamente tengo un poco olvidado el blog. Los compromisos de una persona en vacaciones (disfrutar del tiempo que no tienes con tu gente cuando hay exámenes) y el tiempo que dedico a Bottup (aquí mi carnet, con los artículos que he escrito) son dos de las razones. Pero la que más incumbe a este blog es la maquinita negra que tengo cerca del ordenador y que me lleva, a veces, a dejar el teclado y coger su mando, la PlayStation2. No, este blog no deja de ser de cine, pero el juego con el que ocupo mi tiempo si tiene que ver con el séptimo arte.

Vía|Flixter

Se trata de la versión “videojueguística” de Scarface, película de los 80 dirigida por Brian De Palma, escrita por Oliver Stone y protagonizada de manera cojonuda magistral por Al Pacino. Es una película de las que me gusta (sangre, delincuencia, droga, personajes interesantes y actuaciones magistrales) y que narra la historia de Tony Montana, un inmigrante cubano que llega a EEUU con las ideas muy claras, amasar todo el poder y el dinero que le sea posible. Para ello, tendrá que dedicarse a tareas como la extorsión, el soborno, el asesinato, el tráfico de drogas o armas y otros trabajos de dudosa legalidad.

Es un personaje que pese a vivir un cambio (y terminar algo desquiciado), tiene algunas cosas claras como son la importancia de la palabra de un hombre, algo que en el mundo mafioso en el que se mueve es de reconocer. Todos estos matices son captados a la perfección por Al Pacino, que da vida a un personaje que sitúo a la altura (un poco por debajo) del de Robert De Niro en Taxi Driver. A mí, personalmente la película me encantó y la recomiendo enérgicamente a todo el que le guste este tipo de cine. El guión les encantará y la película les abducirá durante casi tres horas, que, no se me hicieron nada pesadas (aunque a gente que estaba conmigo les pareció demasiado). Lo mejor de todo, el remate final…

El juego comienza justamente en esta última escena de la película (que no diré en que consiste), que debemos de cambiar para iniciar una vida desde cero en la que Tony se haga de nuevo un nombre en Miami y recupere el control de la ciudad. De momento tengo posesiones (negocios, coches, matones, mansión) por valor de algo más de un par de millones de dólares, media ciudad y varios kilos de yeyo al que dar salida. Cuando consiga poner a mis pies a toda la ciudad, lo haré saber.

Vía| Zeenz


Ya que es una minicrítica rápida, dejo aquí algo más de información:

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

0 Han dicho de “La culpa de que no actualice el blog es de Scarface”

Publicar un comentario

Enlaces a este post

Crear un enlace

Soy

Jesús Gordillo

Trabajo como

redactor en FormulaF1

Colaboro con

¡Visita mi carnet de prensa en Bottup!

Hay

en el taxi

Etiquetas más utilizadas en Siga a ese taxi

Podcast


Se ve mejor con